08 febrero 2006

Londres



Varias circunstancias han causado el retraso de lo que tenia mas o menos preparado.
Pero como siempre me sucede, lo que preparo acaba por no parecerse en nada a lo que acabo escribiendo.
En mi ultimo post de Diciembre la imagen que lo encabezaba era una panorámica bastante oscura de Paris desde Notre Dame. La foto no era mía (ojala, pero habrá que esperar hasta Abril o Junio), pero la de hoy si que es una toma de Londres de cosecha propia.
Y es que una de las razones (hay varias otras mas personales) de todo este tiempo de silencio han sido los preparativos para el tan esperado viaje que necesitaba con creces.
Señores no hay nada que libere tanto como irse a tomar viento y poner tierra y mares de por medio de toda la rutina y la mierda que suele ser nuestra puta vida diaria.
En serio necesitaba no pensar en nada que me fuera a afectar a mañana. Disfrute como un enano con el par de amigos dando vueltas sin rumbo muy fijo por una ciudad ajena; un sitio donde todo es nuevo y en el que no sabes que hay detrás de la siguiente esquina.
Encontrarnos de frente sin querer y de repente con chinatown se me quedara grabado en el cerebro como una de las sensaciones más agradables que me hayan sucedido.
Llenar neuronas y saturar los sentidos con todo lo que a uno acaba por rodearle en el Soho es gratificante.
Mi cerebro necesitaba todo eso con creces.
Fue genial, sobre todo por el rollo de compañerismo y el ambiente de aventura que nos atrapo a todos. Es curioso lo agradable que es viajar con buenos amigos.
A la vuelta ya estábamos pensando en el siguiente, que ojala sea pronto.
Como dijo otro gran viajero sobre el que volveré más tarde:

(...)
Y cruzaré la blanca espuma y buscaré
Un hogar extranjero;hasta que olvide
Un falso y hermoso rostro
Nunca encontraré un lugar donde descansar;
No puedo eludir mis propios pensamientos,
Pero siempre amo, y amo sólo a una".
Lord Byron

Londres es genial. Es una ciudad en la que pasas del caos de Piccadilly circus y el soho a la seriedad de la city o la mezcolanza étnica en los barrios periféricos.
Todo da la sensación de ser así desde hace mucho tiempo y en parte es así. Las casas, las calles, hasta el mobiliario urbano te hace sentirte joven o en otro tiempo.
La limpieza y el orden son otra de las cosas que llaman poderosamente la atención, ni una pintada, ni un cartel, ni un papel en el suelo durante mucho tiempo, ni siquiera en el metro. Bueno, el metro todo hay que decirlo, es un poco peculiar por los líos que se montan con los horarios y la costumbre de hacerte pasar dos veces por el torno con el puto billete (a poco no salgo la primera vez) y sobre todo por ser una mezcla entre un laberinto pasilleico del Half life y el juego de mesa de cruzada estelar.
La gente en general es muy maja. Va a su puta bola todo el día eso si, con la mirada perdida en el infinito granulado del cemento de la acera o mirando a un espacio indeterminado del transporte publico que toque, ya sea los asideros del metro o lo que se pasea por el exterior de la ventanilla. Todos con su ipod, (el gadget de moda en Londres) y los cascos blancos. Pero si los paras y tienen tiempo, rompes esa primera barrera y te diriges a ellos de forma educada suelen ser muy amables.
Suelen ser pacientes y procuran asegurarse de que has entendido su respuesta.
Si después ven que eres un tío abierto, que hablas ingles y no tienen nada mejor que hacer, pues empiezan las risas. Comienzan a darte conversación y suelen mostrar una faceta menos seria. Y con los españoles os aseguro que se parten el pecho.
Si no que se lo pregunten a la anciana rollo miss Marple y al abuelo del Bungie en Málaga que nos dieron palique en el metro de camino a la torre de Londres.
Parece que España es el Salou de Inglaterra, todos quieren venir y todos piensan que eres algo así como uno de esos tíos que salen en las series americanas que se pasan todo el día en la playa ligando y de fiesta continua. Vamos que a poco que te muevas, te rías o montes jaleo eres el puto amo de las fiestas. Es mas ¡esperan que lo seas!
En cuestión de juventud pues parece que todo se centra en los sábados por la noche por las zonas mas céntricas. Las tías van súper arregladas y los tíos todos uniformados con sus camisas y tal. Eso si el desfase choca, porque lo que antes eran calles tranquilas y silenciosas, se convierten en mareas de gente en rebaños haciendo caso omiso de semáforos y trafico en general.
Una constante de Londres es la seguridad. Hay cámaras por todos los lados, hasta el callejón mas recóndito y ponzoñoso tiene su cámara. En el metro hay carteles que te avisan de que te están grabando, e incluso hay helicópteros que sobrevuelan Londres grabándote. De hecho el souvenir mas extraño que me he traído es un maravilloso papel rosa de la policía de Londres, una copia del informe de la detención que nos hicieron nada mas salir de Liverpool Station por hacer unas míseras fotos de la estación.
Están muy muy puntillosos con la seguridad. En verdad parece el Londres de 1984.
Aquí os dejo el link al álbum con las dichosas fotos y el resto que hicimos del viaje:

Foticos de London 2006



En resumen, estuvo genial, incluida la visita al Imperial War Museum ,
(De paso os recomiendo el libro de Cornelius Ryan que acaban de reeditar en castellano y la película que se hizo en 1977 sobre él; “Un Puente Lejano”)
y poderme pasear ante sitios por los que anduvieron mis héroes secretos y personales:
Lord Byron, Keats, Shelley, Wordsworth y Coleridge. (Esto me recuerda que os diga que no os perdáis la lectura de La Fuerza de su Mirada la mejor novela que he leído en muchísimo tiempo. Como no de Tim Powers del que ya hable hace un tiempo. Ahora ando buscando DECLARA del mismo autor, que estoy seguro que me va a gustar)
P.D: Estoy preparando algo mas conciso, sobre Londres. Desde luego la experiencia dio para mucho y creo que todo lo que se me ocurrio merece la pena ser puesto por escrito.Estad pues al loro.

1 Comments:

Anonymous Cheky said...

Excelente resumen, ni yo lo habria hecho mejor. Tengo que confirmar como dice elGerbo, que los ingleses son un poco parados a la hora de "La Marcha", porque esta bien sentarse y hablar con los colegas y amigas mientras te tomas algo, pero tambien hay que soltarse un poco joer, que tampoco hay que avergonzarse por mover un poco las caderas y bailar un momento. Ligar es facilisimo, solo hace falta tener un poco de soltura en ingles (que yo por desgracia he perdido o simplemente nunca llegue a cogerle toda la soltura que debiera), que si estas un mes o dos se coge en una semana, ser alegre y no tener verguenza. jejeje

Las calles y los sitios tambien me llamaron a mi la atencion, sobre todo a lo que en basura, papeles y colillas se refiere. En una proporcion de 100 a 1 nos gana Londres en limpieza, es increible las escasisimas colillas que se ven por el suelo. Otra cosa que me sorprendio es la poca luz que hay por las noches en algunos puntos de la ciudad y de algunos de sus monumentos mas emblematicos, si parece que paguen la luz los contribiyentes.

El metro en algunas zonas es tremendamente pequeño, pasillos que parecen sacados de alien, o del mitico juego de cruzada estelar, si hasta parece que en algun momento te vaya a salir un marine espacial o un alien. En cuanto a las escaleras de acceso a algunas estaciones, parecen sacadas tambien de una peli de ciencia ficcion o de una medieval en plan escalera de caracol. Pero aun asi tengo que decir que me divertia mucho cuando caminabamos por ella y dejaba hechar a volar mi imaginacion. Aparte los techos en algunos sitios eran bajisimos, mido 1,84 y en algunas zonas parece que me iba a dar con la cabeza en el techo. En ciertas partes del metro, en el techo de los pasillos de acceso al anden o la salida del mismo habia tramos de cables colgando.


En cuanto al War Museum me decepciono un poquillo, porque me lo esperaba mas grande, y encima adolece de ser algunas salas, muy laberinticas y oscuras. Ademas a mi gusto tendria que ser mas grande y con un hangar adyacente donde tuvieran un parque de vehiculos y aviones, pero claro tendrian que cambiar la ubicacion a las afueras para tener el espacio requerido.


En cuanto a la comida, recomiendo encarecidamente comer o cenar en Chinatown, casi cenar para ver la iluminacion, y sentirse como en Golpe en la pequeña China, aquella mitica y clasica comedia. De facil acceso desde Picadilly Circus, recomiendo pasar por el Soho y luego dar una vuelta por Chinatown. Por cierto me encanta la tienda de ropa deportiva de la plaza de Picadilly, ahora no recuerdo el nombre, pero tiene 5 o 6 plantas creo que de ropa deportiva, nosotros solo estuvimos en la 1º, aunque me hubiera gustado visitar las demas plantas, para alivio de mi VISA y de mi cuenta bancaria no lo hicimos. XDDD
Siguiendo con la comida, tambien recomiendo el desayuno tradicional ( un dia es un dia ), el Churchill al lado del Big Ben, y que sale en una foto es un lugar recomendadisimo.


Los monumentos estan bien, aunque yo soy partidario de hecharme la foto con el monumento detras mio o al lado, y no como hace mucha gente de sacarlo y ya esta. Lo que mola es verte o enseñarle a la gente con el paso de los años que tu estuviste alli y es un bonito recuerdo, y no una simple foto que parece sacada de una triste postal o que la ha podido hacer cualquier otra persona.


Bueno no me quiero enrollar mas, porque supongo que elGerbo querra (y debe)extender este articulo del viaje.

Saludos!!! ;)

1:36 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home