28 diciembre 2005

Diorama

Paris mon amour
Últimamente he estado muy negativo con mis post.
Debe ser cosa de la época.
Por tanto hoy, me he propuesto poner algo más optimista y menos deprimente.
La navidad ha sido una chorrada en general (UPS, positivo recuerda) pero como siempre ha traído unos cuantos momentos que merecen la pena.
Y es que eso es lo bonito de la navidad, a pesar del mero hecho de ser una campaña mercantilista y de querer vendernos la moto y que acabemos el año bailando con la mas fea (salvo quizá los del anuncio del desodorante axe) pues hay que reconocer que tanto lavado de cerebro surge efecto en los mismos tontos buenas personas de siempre.
Porque reconozcámoslo un cabron hijo de mala madre no cambiara por mucho cuento de navidad, Dickens o fechas entrañables que le echemos seguirá siendo el mismo hijo de madre adultera de los restantes días del año.
Así que, aquí nos tenemos como siempre a los abonados a ser bonachones los 365 días del año sentados, mirándonos las jetas y deseándonos feliz navidad.
Y eso es lo que realmente importa.
No esa gente que hace eones que no ves y que aparece para desearte feliz navidad y desaparece de nuevo, no esos compañeros de curro con los que vas a cumplir con la tradición, no.
Lo que importa es que la gente que de verdad te aprecia roba unos minutos antes de volver a la forzada cena de navidad rodeada de familiares y se sienta junto a ti y la gente que realmente cuenta todo el año y brindamos por tener un día sin tener que pensar por qué lo hacemos. Simplemente eso, levantar la vista y ver a la gente que te apoya el resto del año y saber que es un todos para uno y uno para todos.
Eso amigos míos es el espíritu de la navidad.

Lo del fin de año es otra cosa y desde luego poco espiritual. El tiempo no existe, no es más que un invento, un cálculo aritmético para que podamos hacer lo que todo el mundo y a la misma vez. Los segundos, horas, días, meses, años, no son mas que palabras. Palabras para decirnos que hacer y cuando. Solo los humanos somos capaces de calcular el paso de los fenómenos naturales con semejante cosa.

Vale, es cierto que el sol sale y se pone y que todo tiene un principio y un final, un alfa y un omega; pero no tiene nada que ver con el tiempo. Lo que nos hace viejos, lo que hace que crezca la hierba o haga frío, lo que hace que las cosas decaigan, que las civilizaciones se sucedan, tiene que ver con el desgaste, la inclinación del eje terrestre, la oxidación, los cambios climáticos o la intervención del ser humano. No cuenta el tiempo para nada.
El tiempo es solo una necesidad que nos imponemos por convenio para poder vivir como vivimos y unos junto a los otros. Una dependencia para poder ordenar nuestros pensamientos y nuestras acciones. Solo eso un invento, una ley que nos diga que sucederá probablemente. Pero no hay que obsesionarse con él ni andar perdiendo el culo por hacer que se cumpla. Que la gente va a mil por ahí con su vida, que parece que todos quieran ser como el anuncio del Audi, joer.
Adoramos el tiempo y nos obsesionamos con pasado, presente y futuro porque nos sentimos menos vulnerables ante todo ese universo infinito. Nos gusta creer que todo lo pasado, pasado esta, que el futuro siempre será mejor y que nos restan muchos años aun por morir.
Dios, si existe, desde luego no lleva reloj. Nosotros pobres mortales que necesitamos de cosas materiales para no perdernos y volvernos locos, si.
Por eso salir en fin de año, pero salir porque os apetece ver la cara de la gente. Por pasar bien un día mas, por reíros del tiempo y de lo que ha pasado y pasara en vuestras vidas. No solo porque sea fin de año.
Una recomendación de última hora que tiene que ver con el tiempo.
Un libro que cayó en mis manos por casi casualidad.
Se titula Las Puertas de Anubis y ciertamente tiene mas que ver de lo que parece con el post.

Las Puertas de Anubis

Dedicado al Mabuuuuusssssss y a mi amor Scarlett

1 Comments:

Anonymous Mabus said...

Leerte me hace reflexionar y cuando reflexiono saco mi txt de frases para reflexionar, es mi forma de agradecertelo pues yo no se escribir pero si reconocer sabiduria en ciertas palabras.. :)

-El pajaro rompe el cascaròn,el cascaròn es el mundo, quien quiera nacer, debe romper un mundo.

-El intelecto busca: pero es el corazón quien halla.

-La persona más fácil de engañar es uno mismo.

-Comprender a los demás es sabio, comprenderse a uno mismo es estar iluminado. El que vence a los otros es fuerte, pero el que se vence a sí mismo, es poderoso.

-Cuanto más adversas sean para vosotros las circunstancias que os rodeen, mejor se manifestará vuestro poder interior.

-Cuando las cosas anheladas ya no se desean, llegan. Cuando las cosas temidas ya no se temen, se alejan.

4:49 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home